Amig@s:

sábado, 31 de agosto de 2013

Cosplayer o fotógrafo? Quién tiene los derechos sobre las fotografías?

Saben que de vez en cuando me gusta tratar temas serios. Pues bueno, se han desatado polémicas tanto en las grandes esferas por denuncias al canal SyFy como en las comunidades locales por los derechos de las fotografías. Y como yo tengo la visión de ambos lados al ser cosplayer y fotógrafa, vengo a ayudar a aclarar la pregunta del millón: 
¿A quién pertenecen los derechos de las fotografías: a los cosplayers o a sus fotógrafos?


Esta pregunta no tiene una sóla respuesta. Depende de la situación. 

* Si el fotógrafo es contratado por una organización (la misma que hace el evento, una agencia o algún medio) los derechos legales de esas fotos pertenecen a dicha organización. 

Contratada por una entidad, los derechos fotográficos pertenecen a esa institución.




* Si alguien que trabaja independientemente toma las fotos en una convención o en algún encuentro público los derechos de las tomas son total y plenamente del fotógrafo. 

* Si en una sesión fotográfica las decisiones de locación, concepto, enfoque y más asuntos creativos son tomados por el fotógrafo, tiene todos los derechos con una excepción: los derechos comerciales. Es decir, si la publicación de las fotos dará dinero se debe pedir autorización al cosplayer y en caso de que lo apruebe negociar sobre esas ganancias. 

* Si el cosplayer provee ideas, y tal vez dinero, para la elección y adecuación del escenario, además de ser partícipe de las decisiones creativas de la sesión fotográfica se convertiría en co-autor de la foto lo que además le daría voz y voto al momento de decidir: reproducción de las fotos, elaboración de derivados basados en ella, distribución de copias y difusión pública de la fotografía. 
Yo soy co-autora de las sesiones fotográficas en las que participo como cosplayer. 

 Esto dictan las nornas de CopyRight (derechos de autor) pero quien posee los derechos, que sería en este caso el fotógrafo, está en la libertad de cederlos, compartirlos o renunciar a ellos. 
¿Qué quiero decir? Que no hay que temer a las fotografías. Simplemente hay que optar por fotógrafos de confianza y aclarar ANTES de tomar las fotos los siguientes asuntos: 

1. Cuál es el objetivo de la sesión fotográfica.
Puede que luego se usen para otras cosas, pero el objetivo principal de la sesión definirá mucho. Si es comercial se puede entrar directamente a discutir eso. Tanto cosplayer como fotógrafo saben para qué quieren las fotos y deben dejarlo claro.

2.  Cómo se manejarán los créditos. 
Se define si el fotógrafo dará créditos al cosplayer (es decir, lo mencionará). El cosplayer a su vez debe comprometerse a dar los créditos correspondientes y si la foto está marcada con el sello del fotógrafo no recortarla. 

3. Derechos de edición y difusión.
Si el cosplayer luego quiere realizar edición de una foto o difundirla en una comunidad (de cosplayers, por ejemplo) es bueno aclarar si el fotógrafo da o no autorización para ello. Igual debe aclarar el fotógrafo sobre posteriores ediciones y difusión.

4. Derechos comerciales. 
En caso de inscripción a un concurso, utilización de la foto con fines publicitarios o cualquier otro manejo que pueda dar ganancias económicas el fotógrafo debe comprometerse a conversarlo con el cosplayer. E igual sucede con el cosplayer, no debe dar uso comercial a sus fotografías sin antes haberlo discutido con quien le ha fotografiado. 

Generalmente con un acuerdo verbal, es decir hablando y aclarando las cosas, basta. Ya cuando las fotografías son con finalidad comercial o en algunos casos concretos en que se considere necesario se puede hacer un contrato escrito aclarando las condiciones y los derechos pactados. 

Los fotógrafos de cosplay (Kamekos) solemos estar vinculados al mundo del cosplay y el anime, así que la mayoría somos muy comprensivos e intentamos ayudar a los cosplayers. Aunque nunca faltan los fotógrafos que buscan tomas comprometedoras. El cosplayer tiene todo el derecho a decir NO y es mucho mejor y más fácil que se niegue a tomarse una foto a que luego evite que esta misma circule por ahí. Si te toman una foto sin autorización y no te gusta puedes pedir que la borren o que tras una sesión te muestren las fotos antes de publicarlas.

Espero que esta entrada les resulte útil. Si les surge alguna pregunta, no duden en hacerla.

Entre cosplayers y fotógrafos puede haber una relación respetuosa y amistosa.

14 comentarios:

  1. wow no tenía ni idea de estas cosas! gracias^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también ignoraba muchas de estas cosas.
      Gracias por la visita. Besos***

      Eliminar
  2. es un buen apunte para el mundo del cosplay! :D aunque ya no pertensca a el es bueno tener ese tipo de informacion muchas gracias tania! :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es bueno saber, puede ayudarle a amigas. O quizás vuelvas al cosplay ;)

      Eliminar
  3. waw buena entrada ^^ no soy cosplayer pero ya estoy advertida sobre esta situación ^^ saludos! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que les parezcan interesantes este tipo de entradas. Besos***

      Eliminar
  4. Muy interesante!!! No sabia muchas de estas cosas!!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. muy interesante la entrada, la verdad es que no tenia ni idea de todo eso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahora ya sabes ;)
      Es bueno conocer cosas como estas

      Eliminar
  6. Muy interesante el tema, bueno hasta donde sé le pertenecen a los dos y tambien estoy de acuerdo contigo que depende de la situacion, por ejemplo por contrato, si la cosplayer queire jacer su secion de fotos, puede contrata a un camarografo y asi, todas las fotos le pertenecen a ella, en cambio si el camarografo, quiere unas imagenes y contrata a una cosplayer para algun tema, entonces todas las fotos le pertenecen al fotografo, aun que no todos tenemos el dinero ni la paciensia para contactar con profesionales, y generalmente vamos tomando fotos de inprovisto, en este caso, segun sé, la foto pertenece al fotografom, pero los derechos al cosplayer, ¿cómo así? es decir que con uan foto que tomemos, podemos publicarla y hacer lo que equeramos, pero si queremos venderla, ya no es posuble hacerlo (al menos en la mayoria de paises) por otra parte, me gustaria saber que limite se le considera foto libre, es decir cuantas fotos se le puede tomar a aun cosplay sin atentar con los derechos, por ejemplo, puedo tomar 2 o 3 y hasta en muchos casos media docena y algunos llegana la docena, pidiendo a la pobre cosplayer que pose, pero que limite? hasta donde sé no debe pasar la decena, otro punto que em gustaria saber es, el personaje propio, es decir si yo hago un cosplay que nunca aexistido y lo muestro, el fotografo tiene los derechos de una unica foto? no sé como explicarlo, es decir puede publicar esa foto?
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La regulación de CopyRight (que varía un poco de país a país) dice que en la mayoría de los casos todos los derechos pertenecen al fotógrafo, excepto los derechos comerciales (es decir, hacer ganancias económicas con esa foto) para los cuales debe conversar con el cosplayer a menos de que en un acuerdo previo haya cedido estos derechos.
      A los famosos se les toman 50 fotos andando por la calle y no pueden reclamar al respecto; la fotografía libre (con todos los derechos para el fotógrafo) no es regulada por el número sino por el lugar: desde que sea público las fotos son tuyas.
      Sin importar el cosplay (creación propia o no), si el cosplayer no 'dirige' la sesión fotográfica, paga por sus derechos o se llega a ese acuerdo el cosplayer no es co-autor de las fotos y por tanto los derechos siguen siendo del fotógrafo.
      Besos***

      Eliminar

Deja tu dulce comentario. Lo responderé lo más pronto que pueda.
Eres libre de dar tu opinión pero sin ofender. Arigato.

Seamos amig@s:

Este blog y todos sus contenidos están protegidos por:

MyFreeCopyright.com Registered & Protected